domingo, 24 de mayo de 2015

Aquella semana en la que me desahuciaron.

Así es como me sentí, desahuciada. ¿Por qué? Pues porque mi cuerpo está preparado para gestar y dar a luz, porque estoy programada para tener hijos, porque llevaba tiempo deseando tenerlos...y sentía que me quitaban un derecho para el que estaba hecha, sentía que me lo habían quitado todo.

Aquella fue (es y será) una semana muy difícil, tenía una profunda e increíble sensación de pérdida. En ocasiones quería dejar de pensar, que mi cabeza dejase de dar vueltas en torno al tema, pero era imposible, hasta durmiendo pensaba inconscientemente. Llegué a pensar que me volvería loca.
Mi cuerpo empezó a somatizar todo ese dolor que sentía, me sentía extremadamente cansada, me dolía la cabeza, las cervicales, me mareaba y sólo quería dormir, sobre todo los tres primeros días. Y eso en el plano físico, el emocional era mucho más complicado. Te caes y te medio levantas y a los cinco minutos te vuelves a caer otra vez. Pedí a mis seres queridos que no intentases animarme diciéndonos que todo se arreglaría, que saldría bien. NO no quería eso, no necesitaba eso, necesitaba llorar esa especie de luto en la que me sentía.

Yo no estoy trabajando, así que tenía todo el tiempo del mundo para intentar comprender qué me pasaba, para intentar ponerme sobre la mesa todas aquellas emociones. Habrá gente a la que no le viene bien estar así todo el día en casa pero yo lo necesitaba y no lo llegaba a concebir de otra manera.
Cuando el Indio llegaba de trabajar o pasaba por casa a media mañana para ver cómo estaba, era cuando todas aquellas emociones, miedos y dudas afloraban más todavía. Por las tardes, al llegar a casa, siempre nos sentábamos a hablar de cómo nos sentíamos, era cuando los dos podíamos reventar y llorarlo juntos. Teníamos que ponernos fuertes para afrontar la que nos venía encima pero, para eso, primero hay que sacarlo de adentro, masticarlo y escupirlo.

Empecé a buscar información en internet sobre el fallo ovárico, la reserva ovárica, los tratamientos, etc. Cuando supe de qué trataba entonces seguí, buscaba estudios, buscaba en foros y leía información también en blogs. Necesitaba tener el tema todo lo controlado que pudiese y sobre todo necesitaba leer sobre casos parecidos al mío que acababan en positivo, con un embarazo luchado.
Encontré que hay toda una familia de gente en la red, que se apoyan las unas a las otras, se dan ánimos, se resuelven las dudas...y sobre todo hacía que se sintiesen entendidas y acompañadas. Decidí contactar por correo con algunas usuarias de foros y conseguí un alto índice de respuestas, pero lo más importante encontré mucho ánimo. Gente que no me conocía de nada pero tenía una capacidad increíble de empatizar, gente que sabía cómo es el principio de todo esto.
MIL GRACIAS A TODAS
Cada tarde, cuando llegaba mi Indio, nos contábamos historias que habíamos leído y tenían un final feliz. Aunque todavía era pronto y siempre acabábamos igual, desahuciados.

Y tienes tus ratos de todo:
Vale, he hecho cosas en esta vida de las que no me siento especialmente orgullosa pero, tampoco soy mala persona ni tan hija de puta para que me pase esto a mí.
Te enfadas con tu propio cuerpo por hacerte esta jugada, aunque llegas a perdonarlo (cosa que para mí es muy importante).
Le das vueltas a aquello que te dijo el gine E "falsificaré éste dato para La Fe", piensas en que igual te lo dijo porque lo tiene que poner más negativo para que te cojan el informe, Aunque el Indio pensaba eso más que yo.
Intentas consolarte repitiéndote que ya te habían advertido que no lo tendríamos fácil pero, aquello lo dijeron por la endometriosis entonces, ¿qué pasaba ahora?
Piensas una y mil veces en el tema de la "ovodonación", y he de confesar que hacía mucho daño.
Te plateas también el tema adopción pero recuerdas que tu querías tener dos hijos y ¿por qué no? el tercero adoptado. Pero qué difícil ponen el tema de adoptar. Yo quiero estar embarazada, sentirlo, vivirlo, me he sentido orgullosa de ser mujer por poder vivir esa experiencia, y ahora ¿podré algún día?
Buscas información sobre todo lo que se te ocurre que te podría ayudar: homeopatía, osteopatía, acupuntura, alimentación, etc. Algo que puedas hacer para mejorar esa situación. De todo.
Intentas hacerte una experta en cuanto a las dichosas hormonas FSH, LH, Estradiol, Antimulleriana...,tanto, que si te diesen tu analítica en aquel momento, no necesitarías ningún médico para que la interpretase. ¿Cómo será la mía?
Empiezas a prepararte mentalmente, te someterás a una FIV. ¡Joder! ¿pero así sin más? ¿tan directo? ¿qué pasa con los coitos dirigidos? ¿y con las inseminaciones artificiales? Nos mandan directamente a FIV y sin muchas esperanzas. Te vuelves a hundir. Y es que no hay mejor manera de explicarlo, esto es una puñetera MONTAÑA RUSA y no ha hecho más que empezar.

Te planteas (y te asusta), cómo será nuestra vida con todo esto, con este "pequeño contra tiempo". Y te agobia el tiempo, la espera, la desespera.
Me sentía muy cansada y todavía no habíamos comenzado.
Siempre me había dado miedo el no poder tener hijos y ahora ese miedo se hacía realidad. Y es que parece que algo en tu subconsciente te ha querido avisar.

Gracias Indio, sin ti no hubiese posible sobrevivir a todo esto.
Gracias por entender mis sentimientos, por levantarme cuando me caigo, por escuchar y hacer tuyos todos mis miedos y todas mis ilusiones.
Gracias por ser y estar.
Eres lo único positivo que se puede sacar de todo esto, de toda esta historia que nos ha unido todavía más. Te quiero amor.

10 comentarios:

  1. Es muy importante que os tengáis el uno al otro. Y a nosotras también nos tienes, por supuesto. Y si, todo esto viene así, sin avisar, de sopetón!!! puta infertilidad!!! pero tu eres más fuerte y vas a poder con todo eso y más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más, gracias por todo Mamá Ingeniera.

      Eliminar
  2. ME PASO TAL CUAL , ESTUVE DIAS LLORANDO Y MUY MAL Y LEYENDO TODO LO QUE ENCONTRABA Y ESO FUE LO MEJOR QUE ME PUDO PASAR XQ ENCONTRE A LAS CHICAS Y SUS BLOGS , EMPECE EL MIO, Y A LAS CHICAS DE TWITTER QUE SON UN SOL

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que es toda una suerte haberos encontrado a todas. Tienes razón, sois todas unos soles!!

      Eliminar
  3. Me alegro mucho de que tengas al Indio y que os queráis tanto. Esta lucha es muy muy puñetera, que no afecte a la pareja! Mucho ánimo, preciosa. Pasito a pasito

    ResponderEliminar
  4. Gracias por los ánimos!! Por supuesto que no dejaremos que nos afecte, primero somos nosotros, que sin un "nosotros" no hay lucha.
    ÁNIMO para ti también guapa!! bss

    ResponderEliminar
  5. Ánimo. Es fundamental que os apoyéis los dos. En eso y en mucho más consiste tener un "Indio" a tu lado. Unas veces el bajón lo tendrá uno, otras veces el otro. Pero ahí tiene que estar el otro para equilibrar la balanza.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué razón tienes Roberto!
      Mil gracias, un gran abrazo.

      Eliminar
  6. Eso es primordial. Estar codo con codo con tu pareja y levantarse cada vez que caemos. Fuerza y ánimos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda que no se descubren cosas a nivel pareja con todo esto!! Sacaremos ese punto positivo ;)

      Eliminar